Mamá, su hij@ padece …

Hace un año y varios meses llegué a los Estados Unidos. En mi maleta traje recuerdos de mi isla y mi familia pero junto a esto traje sueños, metas y propósitos. Cuando llegamos busqué rápido un médico para mi niña y cuando fuimos a la primera cita este médico me dice que quiere hacerle unos estudios. Sin entrar en detalles me da la orden, se le hacen los estudios y me llama para discutir los resultados en una cita. Cuando llegamos a la cita el médico comienza a explicar muchas cosas que al principio no entendí porque solo quería que me dijera si todo estaba bien y fue entonces cuando salió de su boca la frase que lo cambio todo : “Mamá, su hija padece epilepsia”.

En ese momento traté de no llorar pero fue imposible. Sentí que me tiraron un balde de agua fría por encima. Por mi mente pasaron muchas preguntas e incluso culpas porque el médico nos dijo que la epilepsia puede ser algo genético. Desde ese momento todo cambio en nuestras vidas. Citas médicas tras citas médicas, estudios, resultados que decían que todo estaba bien pero ella seguía convulsando y comenzamos la medicinas sin éxito. Fue allí donde comencé a preguntarle a Dios ¿que hago?, comencé a preguntarle a Dios ¿porque? y comencé a cometer un error, cuestionar en vez de tener fé.

Es por eso que hoy después de tanto pensar e decidido escribir este post. Hoy quiero hablarle a esos padres que también han escuchado alguna vez de la boca de un médico la misma frase que yo escuché. No importa si el padecimiento es el mismo o cualquier otro lo que importa es que no perdamos la fé, que no le reclamemos a Dios y comencemos a cubrir en oración a nuestros niños. Hoy después de un poco más de un año aún sigo sin respuesta médica pero he recibido en este proceso muchas respuestas de Dios. No les niego que me frustro con el sistema de salud, que lloro cuando el médico me dice mamá todo salió bien en los estudios hay que seguir buscando, que siento impotencia cuando me dicen la medicina no esta ayudando hay que tratar esto y esto otro pero sigo sin perder la fe.

Hoy escribí estas palabras porque esta semana el Señor ha hablado muy fuerte a mi corazón y sobretodo a mi fe. Esa frasé cambió mi vida pero aumentó mi fe. Esa frase me hizo crecer, me hizo madurar como mamá y como persona. Y sé que como yo hay padres en el mundo que somos llamados locos por tener fé y confiar que nuestros hijos serán sanos y que encontramos la respuesta. A lo largo de este proceso he escuchado cosas como : tu hija nunca dejará de convulsar, la epilepsia es algo con lo que vas a tener que bregar toda la vida, Kerilys ella siempre usará esas medicinas para toda la vida, ella no se va a curar entre otros muchos comentarios pero saben algo, todos esos comentarios vienen del mundo y cada vez que los escucho recuerdo que Dios venció al mundo y que el tiene control de las cosas.

Madre o padre que lees mi post sé que también has escuchado esto y seas o no seas cristiano Dios no tiene preferidos ni hace distinción de personas. Por eso todo lo que diré aquí también te aplica a ti. No pierdas nunca la fe porque la fe es lo que me ha ayudado a manejar este proceso. Fortalezcamos nuestra fe, busquemos de Dios y hagamos oidos sordos a esos comentarios. Sigamos perseverando y pidiéndole a Dios por nuestors hijos. Porque aunque el mundo parezca ser un desastre la misericordia de Dios está aún con nosotros.

La gente me ve y me dice ayy bendito que pena, yo no sé como tu puedes, eres una dura, te admiro….. y la verdad yo agradezco todos estos comentarios pero lo que hago es caminar en fe, caminar recordando lo que Dios me prometió y creyendo aún sin ver. Por eso si tu humanidad te hace temer (a todos nos pasa) párate, seca tus lágrimas, pon tu temor en la manos de Dios y pídele que te lleve de su mano. Yo no estaría viviendo este proceso con tanta fuerza si Dios no estuviera conmigo. Dios no te dice que será fácil porque no lo es (menos en estos tiempos) , Dios no te dice que será mañana porque es cuando él desee no cuando tu quieras pero te recuerda que aunque el médico te diga “Mamá, tu hij@ padece…” Él te dice “Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios” Lucas 18:27

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.