Carta a mis hijos

Mis P’s, mis tesoros, mi mayor escuela, mis amores.

Esta carta es para ustedes mis bebitos.

29355051_1214746631962298_6807820597938892822_o

22291474_1080922612011368_5987200763653234196_o

Mi princesa, llegaste a mi vida cuando solo tenía 20 años. Jamás pensé que a esa edad tendría vida en mi vientre, pero en el momento que lo supe no sentí ni tristeza ni dolor, al contrario tuve un sentimiento inexplicable con miedo no lo niego, pero no podía parar de sonreír. Fueron muchos los que me juzgaron y pocos los que disfrutaron esa felicidad conmigo, pero tu papá y yo te amamos desde el primer momento. Mientras muchos me dijeron ahora no puedes salir, ahora tu vida cambia, que vas a hacer para terminar la universidad, no vas a poder hacer nada con tu vida, no vas a poder lograr ninguna de tus metas, te fastidiaste, etc. yo lo único que sentía en mi corazón era amor, cada vez más amor y a cada segundo más ganas de tenerte en mis brazos. Desde el primer día que supe que estabas en mi vientre me enseñaste muchas cosas, pero cuando naciste mi mundo dio un giro 360 grados y supe que jamás sería la misma. Desde ese momento tu papá y yo trabajamos duro para que nada te faltara, para enseñarte valores, para que conocieras a Cristo y para que fueras una persona de bien. Nunca olvidaré tu primera sonrisa, tu primer llanto, la primera vez que me desvelé cuidándote porque estabas enferma, tu primera palabra…no sabes mi vida cuanto me has enseñado.

21462470_1062775447159418_1766149929773922460_n

Hija contigo aprendí a valorar las palabras de mis padres que antes eran sermones y muchas veces ignoraba, pero que ahora recuerdo para cuando me toque ayudarte. Me enseñaste que vale mucho más una noche de juegos contigo que una noche de fiesta con las amigas. Tu sonrisa me cambió, tu amor me cambió, tus abrazos me cambiaron, tú me cambiaste por completo. Y es que todos los hijos son especiales y hermosos pero fuiste tú mi pequeña quien me hizo darme cuenta de muchas cosas que antes ignoraba. Por eso hoy le agradezco a Dios porque llegaste a mi vida.

5

Mi príncipe, llegaste a nuestras vidas como promesa del Señor. Dios te reveló en profecía y todo lo que el Señor promete lo cumple. Cuando me enteré de tu nacimiento no te niego que me dio mucho miedo porque tu hermana tiene solo 3 años y tenemos muy poca familia en los Estados Unidos así que sabía que sería una aventura hermosa, pero un poco difícil. Lloré, reí, me asusté pero le agradecí a mi Dios porque se que su tiempo es perfecto y era en este momento que él quería que llegaras a nuestras vidas. Cuando escuchamos tus latidos por primera vez fue como si el corazón se detuviera, ya éramos cuatro en vez de tres. Al saber que serías niño fue una alegría indescriptible era nuestro varoncito, como siempre sentimos en nuestro corazón, el que iba a cuidar a su hermanita aunque fuera el más pequeñito de la casa.

7.jpg

Y aunque el amor por los dos es igual cada uno me ha enseñado cosas diferentes y es que tu mi príncipe me enseñaste a que podemos poner en pausa nuestras metas profesionales para dedicarnos completamente a ustedes y no hay problema con eso. Me enseñaste a que lo que pensé que sería un poco difícil será una de las experiencias más hermosas de mi vida. Me enseñaste a que todo se puede si se tiene el empeño, a que no debo sentirme menos que nadie porque estoy en casa con ustedes me enseñaste a ser más mamá que profesional, y no es que no lo sabía antes porque con mi niña obviamente lo aprendí, pero tu llegada me hizo entender que este momento que los tengo pequeñitos es mi tiempo para gozármelos, disfrutarlos y añorarlos (sin malcriar claro está). Me enseñaste a vivir sin remordimiento y a no escuchar lo que la sociedad diga o piense sino a tomar mis decisiones en base a mi corazón y sentimientos. El día de tu nacimiento para todos fue distinto lágrimas salieron por nuestros ojos al verte e incluso tu hermanita estaba contenta, aunque al principio te miró como extraño, ha entendido con los días que eres su mayor aliado, su cómplice, su amigo y el que siempre la va a cuidar. Sé que contigo solo estoy comenzando y que en estos meses me enseñarás muchísimas cosas más pero con lo que he aprendido hasta ahora no puedo ser más feliz. Por eso hoy le agradezco a Dios porque llegaste a nuestra familia.

IMG-20180326-WA0027

Mis niños ustedes son todo para mí y aunque no soy una madre perfecta hago todo lo que está a mi alcance para ser la mejor. Si hoy me preguntan como me siento o si estoy mejor ahora que antes mi respuesta es sencilla. Me siento increíble, es uno de los mejores momentos de mi vida, me siento más completa, más enfocada en mis metas y en lo que quiero en la vida, más convencida de lo que creo y con mis ideas más claras. Hoy me siento con muchas más fuerzas y con más ganas de luchar por que mi motivación son ustedes mi familia. Todo tiene más sentido ahora y cada pequeño detalle lo puedo valorar más. Todo esto se lo debo a ustedes mis hijos, quienes cambiaron mi vida y espero que Dios me de la salud y herramientas para guiarlos y formarlos de modo que sean ser humanos de bien, que le sirvan a Dios y que agradezcan día a día por las bendiciones recibidas. ¡Que sigan las aventuras, el aprendizaje y las sonrisas!

LOS AMO,

Mamá ♥

2 thoughts on “Carta a mis hijos”

    1. Gracias! Que bueno que te sientas identificada. Pasa por mi página de Facebook Mamá en casa y dale share al escrito para que más mamitas se identifiquen con él. Es un escrito que salió de mi corazón y espero que mis hijos lo vean en un futuro.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.