Decidí quedarme en casa con mis hijos…¿y ahora qué?

Convertirme en mamá aunque es y siempre será lo más bonito que me ha pasado en la vida tengo que admitir que no es fácil. Cuando me enteré que iba a ser madre, como probablemente le paso a muchas de ustedes, me surgieron infinitas preguntas y dudas y con eso llegó el miedo por que sabía que criar a un bebé es un trabajo difícil y no importa cuan lista pensaba estar mientras más se acercaba su llegada más aumentaba mi estrés. A veces me pongo a pensar y me doy cuenta que cuando digo que soy mamá en ocasiones es como restarle 10 puntos a mi persona, pero al decir soy mamá y tomé la decisión de quedarme en casa cuidando a mis hijos es como quitar 30 puntos más. Me pregunto, ¿por qué la sociedad es así?. Y es que no hay nada malo en trabajar y ser mamá, pero tampoco hay algo malo en decidir quedarse en casa con los hijos. Para mí el ser mamá es eso y punto. El sentimiento y amor que se le tiene a los hijos no se mide por la decisión que se tome.

Ahora bien, quiero escribirle a nosotras las madres…aquellas que desde el momento que nos enteramos que tenemos una pequeña criatura en nuestro vientre somos fuertemente señaladas, juzgadas, criticadas etc. por cada decisión que tomamos en referencia a nuestros hijos. Si decido dar teta te dicen que debes destetarlo al año, si quiero practicar el colecho te dicen que tu pareja se molestará porque será difícil la intimidad, si doy formula soy la peor madre del mundo por no lactarlo, si quiero practicar la alimentación complementaria (BLW) dicen que soy una exagerada por que antes a los niños se le daba comida de adultos en puré y no pasaba nada, si no quiero dar cereal soy juzgada porque no doy algo que los médicos o el WIC recomiendan, que si mi niño no tiene rutina no lo estoy haciendo bien, pero si tiene rutina y se confunde cuando lo saco de la misma dicen que no voy a poder hacer nada porque lo tengo mal acostumbrado. En fin, todos opinan pero nadie entiende que son mis hijos. Mi esposo y yo somos quien único debemos tomar decisiones. No tenemos un manual de padres perfectos, pero cada una tiene sus criterios de lo que es mejor para sus hijos.

Volviendo al tema inicial solo al convertirme en madre soy juzgada, pero encima de eso si decido quedarme en casa soy juzgada el triple.

Lo primero que dicen es:

“Tienes que mantenerte en forma no puedes subir de peso porque tu esposo se va a desencantar de ti” – “No piensas volver a trabajar nunca” – “¿Tus estudios donde los dejas?” – “Te conformas con tan poco” – “¿Cómo lo vas a hacer no es fácil?” etc

¿Por qué las personas entienden que tomar esta decisión significa que voy a descuidarme como ser humano? ¿Por qué piensan que no tengo aspiraciones, que me conformo, que no volveré al trabajo o peor aún que soy menos que otra mamá que trabaja y cuida a su familia? Lo que me causa gracia es que yo trabajé y estudié con mi primera hija sin embargo, nunca me sentí más ni me sentí menos y hoy que he decidido quedarme en casa no me siento triste ni menos realizada. Tengo metas, muchas aspiraciones y una infinita cantidad de sueños, pero esta fue mi decisión una que analicé y pensé muchísimo. Decisión bien personal por la que no tengo que dar explicaciones a nadie y una que sé que me hará muy feliz porque quedarme en casa me hará crecer como persona y me ayudará a aprender a tener más tolerancia, organización y motivación. Y aunque la duda llega, porque ser mamá de por si es un trabajo arduo y retador que nos lleva a nuestros límites, quedarse en casa y ser mamá a tiempo completo no hace más ligera la carga como muchos piensan. Esto nos da fortaleza emocional, física, mental y espiritual.

“La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba.”       (Proverbios 14:1)

Como madre me queda un camino largo por delante en el cual encontraré curvas y muchos muchos desafíos.  Pero quiero ser una mamá presente, dedicada ,fiel, más amorosa cada día y no importa si nadie me ve, me admira, me reconoce o me lo aplaude. No quiero remuneración o reconocimientos sociales. Mis recompensas serán las experiencias vividas con mis hijos, las tardes en el parque, los platos que tal vez me queden malísimos en la cocina pero que ellos se coman con amor, me agradezcan y pretendan que están muy ricos, las carcajadas mientras dejo de doblar ropa solo para jugar con ellos… estas remuneraciones son eternas e incomparables.

Por eso mamá, si esta fue tu decisión no te sientas triste, ni mal , ni menos que otras madres. Al contrario, cuando te digan cualquier cosa recuerdales que es tu decisión y déjales saber que te sientes feliz con ella. Probablemente muchos piensen que decidiste renunciar a tus sueños, pero no es así. Tener hijos no es dejar o sacrificar sueños al contrario tenerlos es una motivación para alcanzarlos. Quedarte en casa a cuidarlos, estoy segura que es y será uno de los más grandes sacrificios que harás por ellos, pero estarás más que orgullosa de eso. Déjales saber que tu trabajo como mamá en casa debe ser apreciado y agradecido.

Ser madres no debe ser una competencia. Cada una conoce lo que su familia necesita y lo que es mejor para ella nadie será la mejor madre del mundo porque para cada uno de nuestros hijos no importa lo que hagamos siempre seremos las mejores. Así que la decisión que tomes es lo que mejor beneficia a tus hijos y lo que funciona en tu familia. No te desesperes, no te preocupes y que no te de estrés…Eres una super mamá y das más del 100%. 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.